El Duelo por la Muerte

El Duelo por la MuerteLa muerte sucede a cada instante y siempre nos sorprende. incluso en los fallecimientos esperados. Es misteriosa, extraña y supone un duro golpe a esa sensación de inmortalidad con que se desarrolla
nuestra vida.Nadie nos prepara para la muerte, ni para la propia, ni para la de los que amamos, así se convierte en una vivencia confusa, dolorosa y con todas las características de una crisis.
En general, todas las muertes son dolorosas y si además, el fallecimiento se produce de form a repentina, violenta, en personas  jóvenes o sin la posibilidad de despedida, esta crisis puede convertirse en una tumba también para el superviviente.

Este sitio web pretende ser una ayuda para las personas que deseen acompañar a otras en sus procesos de duelo.Toda la información que en él se encuentra es fruto de mi experiencia personal,
del trabajo en grupos de duelo,de cursos, talleres y de los libros y artículos que he leído en estos últimos años. He confeccionado con todo ello una colcha con cuadros
de colores y diferentes tejidos, como las que hacían antes las abuelas,y con esas piezas unidas mediante el inmenso amor y respeto que me inspira el tema han tomado forma páginas.
Un pensamiento se instaló con fuerza y quiero transmitirlo: “Al margen de las creencias que cada uno tenga sobre la vida y la muerte,
en el duelo, toda confrontación sin acogida es inmoral”. Este es mi punto de partida.

EL SER HUMANO Y LA MUERTE

La muerte es parte natural del ciclo vital; lo contrario del nacimiento.Significa un cambio radical en nuestra forma de existir y
también, en la vida de las personas que nos sobreviven. Es el tránsito a “territorio desconocido”.
La muerte de un ser querido es una de las experiencias más duras, difíciles y enriquecedoras de nuestra vida, supone la ruptura de un vínculo importante con el consiguiente desgarro e inevitablemente, asomarse al misterio de la vida.
El ser humano tiende a establecer fuertes lazos emocionales con otras personas. Estos lazos tienen que ver con la necesidad de protección y seguridad, poseen un valor de supervivencia y las reacciones emocionales que tiene cuando estos lazos se ven amenazados o se rompen son también muy fuertes.
Esto sucede en todo el reino animal y parece ser que existen buenas razones biológicas para responder a cualquier separación de una
manera automática e instintiva. En los humanos funcionan los procesos biológicos primitivos aunque con características específicas.
El ser humano sufre ante la muerte de aquello que ama y los antropólogos dicen que en cualquier sociedad estudiada de cualquier parte del mundo se produce un intento casi universal de recuperar el objeto perdido y/o existe la creencia en una vida después de la muerte donde uno se puede volver a reunir con su ser querido.

El Duelo por la Muerte
56
By | 2017-05-19T14:04:15+00:00 marzo 12th, 2017|Funeraria Bariloche|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment